Cultivo de cannabis – el período de crecimiento o la vegetación

Cultivo de cannabis – el período de crecimiento o la vegetación

Las semillas de cannabis germinan del suelo y se convierten rápidamente en pequeñas plantas verdes. Sin embargo, en esta etapa son todavía muy frágiles. En este capítulo nos concentraremos en el crecimiento de las plantas.

PARTE 1 / INTRODUCCIÓN

Las semillas de cannabis germinan del suelo y se convierten rápidamente en pequeñas plantas verdes. Sin embargo, en esta etapa son todavía muy frágiles. En este capítulo nos concentraremos en el crecimiento de las plantas. El período de crecimiento es un factor muy importante que determina en parte considerable el tamaño y la fertilidad de sus plantas.

Un buen crecimiento de las plantas incluso es más importante que la floración. El crecimiento preliminar de las plantas significa que van a estar en el período de crecimiento (que también se llama la fase vegetativa) entre un día o algunas semanas. Para conseguir este objetivo tenemos que instalar un temporizador de la lámpara a 18/6. Esto significa que establecemos para las plantas el régimen de luz que consiste de 18 horas de luz y 6 horas de oscuridad. Así, las plantas recibirán la cantidad de luz necesaria y aumentarán sus dimensiones.

Cuanto más crezca la planta, más grandes serán las hojas. Además, tendrá una gran cantidad de las ramas laterales que, a su vez, acelerará su crecimiento. La planta que la semana pasada sólo tenía 10 hojas y ahora tiene 25, crecerá muy rápidamente gracias al aumento de la cantidad de luz. Al principio del cultivo la planta siempre crece despacio hasta que no tenga cantidad suficiente de las hojas. Luego comienza a crecer mucho más rápidamente. En esta etapa cada día todas las plantas crecen más y más altas. Con un crecimiento más intenso las plantas tienen necesidad de mayor cantidad de las sustancias nutritivas, el oxígeno etc.

Para garantizar el crecimiento óptimo de las plantas hay que prestar la atención especial varios factores. Si en su local para el cultivo aparece una falta del oxígeno por la ventilación insuficiente o su ausencia, esto afectará al crecimiento de sus plantas.

PARTE 2 / MEDIOS PARA EL CULTIVO DE LAS PLANTAS

Hay diferentes tipos de ambientes para el cultivo de las plantas que influyen en su crecimiento. Los medios más frecuentes para el cultivo de las plantas son suelo, fibra de coco y el hidroponía (el cultivo en el agua). Cada medio tiene sus particularidades, ventajas y faltas. El suelo contribuye al crecimiento rápido de las plantas solamente cuando esté bien aireado y tenga estructura ligera. Las raíces de las plantas se desarrollan mejor de todo en el suelo ligero aireado, por eso hay que usar este suelo para el cultivo de nuestras plantas. Cuanto más rápidamente se desarrollan las raíces, más intenso será el crecimiento de las plantas en el suelo. Las raíces de las plantas tienen necesidad de oxígeno, y el suelo duro contiene menos oxígeno que el suelo ligero.

La ventaja del uso del suelo es que contiene en las sustancias nutritivas, y el cultivador no debe fertilizar sus plantas usando abono líquidos. Además, el suelo es una opción excelente para los novatos, puesto que al cultivo de las plantas en el suelo se puede evitar muchas dificultades que surgen en las etapas tempranas del cultivo. El surgimiento de distintos problemas al principio del cultivo puede afectar en la floración y fertilidad de las plantas. Por esta causa el suelo es una opción ideal para novatos, puesto que al cultivo del cannabis en el suelo se conocen muchas cosas nuevas sobre las plantas. Primero hay que aprender cultivar el cannabis en el suelo y después se puede probar otros tipos de medios para el cultivo de las plantas.

La fibra de coco es el medio más aireado para el cultivo de las plantas. Es mi ambiente favorito. Abastece a las plantas de una gran cantidad de oxígeno que, a su vez, influye muy bien en su crecimiento. Las plantas, que se cultivan en un medio más aireado se hacen más fuertes y tienen una gran cantidad de las ramas laterales. La falta de la fibra de coco es que no contiene ningunas sustancias nutritivas. Por esta causa hay que fertilizar mucho las plantas usando las sustancias nutritivas líquidas. Esto, a su vez, puede causar una multitud de problemas, pero la fibra de coco es muy conveniente y al cultivo de las plantas de este modo es bastante difícil fertilizarlas en exceso.

Al uso de la fibra de coco es más difícil fertilizar la planta en exceso que en caso del cultivo en el suelo – probablemente, por los abonos. La fertilización excesiva de las plantas está vinculada a la acumulación de las sales que están en todos los abonos. Con el transcurso del tiempo, al uso de demasiado mucha cantidad de las sustancias nutritivas (puesto que lo hacen todos los novatos), las plantas no pueden absorberlas bastante rápidamente. En este caso al borde de las hojas de las plantas empiezan a aparecer las rayas feas, después de que las hojas comenzarán a secarse y caer. Para evitarlo hay que lavar el medio donde crecen las plantas.

El lavado es un riego de las plantas por la cantidad de agua abundante para la desaparición de las sales acumuladas en el medio donde crece el cannabis. Si las hojas de sus plantas son verdes oscuras, esto significa que no tienen necesidad de la cantidad adicional de las sustancias nutritivas y la fertilización excesiva puede causar la acumulación de abonos. Si el cultivador no está seguro, será necesario esperar algunos días sin fertilizar la planta, y si sus hojas se hacen verdes claras, esto significa que tienen necesidad de las sustancias nutritivas. Si dejar las plantas en este estado durante mucho tiempo, pronto sus hojas comenzarán a ponerse amarillas.

PARTE 3 / UN BUEN COMIENZO BUENO VALE MÁS QUE EL ORO

PARTE 3 / UN BUEN COMIENZO BUENO VALE MÁS QUE EL ORO

Casi todos los cultivadores usan los estimuladores de crecimiento de las raíces para el aumento del crecimiento de las plantas. Como ya se ha mencionado, en el comienzo todo pasa bajo el suelo. Los pequeños brotes del cannabis todavía tienen muy pocas raíces. Por esta causa hay que estimular la planta para que forme rápidamente cuantas más raíces. El estimulador líquido del crecimiento de las raíces es más frecuente, y todas las grandes empresas de la producción de abonos lo tienen en su catálogo.

El estimulador para las raíces favorece al crecimiento de las raíces de la planta. Además, el estimulador para las raíces tiene influencia esencial en el crecimiento de otras plantas en la mezcla del suelo. Por eso no hay que asombrarse, si del suelo aparecen inesperadamente los brotes de algunas otras plantas. Hay que diluir el estimulador del crecimiento de las raíces con agua. Sin embargo, en el caso del cortado de esquejes se puede bajarlos en el estimulador del crecimiento de las raíces no diluido para que echen las raíces.

No hay que usar el estimulador del crecimiento de las raíces junto con los abonos líquidos puesto que esto causa el descenso de su eficiencia. Así, durante los primeros días del cultivo de las plantas debemos añadir este estimulador sin mezclar con abonos. Así, al mismo inicio del cultivo el crecimiento de las plantas será óptimo. Para un buen desarrollo de las raíces también es posible usar los hongos simbióticos.

Muchos preparados representan pequeños paquetes con polvos que contienen esporas de este moho útil. Hay que mezclar estos polvos con el agua. Luego es necesario regar por esta mezcla el suelo donde están plantadas semillas o esquejes. El moho representa el organismo simbiótico, por eso tiene necesidad de una planta para sobrevivir. La planta, a su vez, usa el moho como “el sistema radicular adicional”. Así, la planta absorbe del moho las sustancias nutritivas necesarias.

Al uso del moho la planta crecerá más fuerte y sano, puesto que recibe del medioambiente todas las sustancias nutritivas necesarias. Casi todos los productos que estimulan las raíces son muy útiles para el comienzo del período de crecimiento de las plantas. Su tarea es abastecer las raíces de las plantas de todas las sustancias nutritivas, necesarias para el crecimiento óptimo.

PARTE 4 / IMPORTANCIA DEL PERÍODO DE CRECIMIENTO

Durante la fase de crecimiento de las plantas se puede determinar tamaño, forma y rendimiento de las plantas. Existen muchos modos diferentes del cultivo de cannabis y todos ellos dependen, como regla, del período de crecimiento de las plantas. Se puede plantar una gran cantidad de las plantas en un espacio para el cultivo cuya dimensión es un metro cuadrado, sin embargo, en este caso es muy importante no alargar mucho el período de crecimiento. Las plantas no deben crecer demasiado grandes, puesto que en este caso van a molestar una a otra.

Cuanto menos plantas se cultiven, más tiempo de crecimiento van a tener. El crecimiento de las plantas de las semillas se distingue esencialmente del crecimiento de las plantas que han crecido de los esquejes. Los esquejes son las plantas casi preparadas a diferencia de las semillas, por eso crecerán y florecerán más rápidamente las plantas que germinan de las semillas de cannabis. La planta que crece de la semilla de cannabis pasa distintas etapas y se hace una planta debidamente desarrollada solo un mes después del inicio del período de crecimiento. El cultivador más experto cultiva más rápido la planta de una semilla. Además, esto depende no solo del tiempo, sino también de la cantidad de las plantas.

Mirando a la planta joven que ha crecido de la semilla, se puede ver que sus ramas laterales crecen en proporción a las rectas. Después de haber convertido en una planta adulta, sus ramas laterales también comenzarán a crecer de manera escalonada. Si dar a las plantas bastante tiempo para el crecimiento, así se puede determinar su tamaño. Sin embargo, hay que recordar que grandes dimensiones de las plantas no significan seguramente una gran cantidad de la cosecha. Los novatos en el cultivo del cannabis deben saber que después del comienzo del período de floración las plantas continúan desarrollarse y aumentarán sus dimensiones durante tres semanas, antes de alcanzar las dimensiones definitivas.

PARTE 5 / EL CRECIMIENTO IDEAL

PARTE 5 / EL CRECIMIENTO IDEAL

Qué es el crecimiento ideal? El crecimiento ideal es cuando las plantas alcanzan su tamaño ideal después del comienzo del período del floración, y también cuando las plantas continúan desarrollarse, sin molestar una a otra. En este caso el local para el cultivo debe ser lleno de las plantas por completo, pero al mismo tiempo ellas no deben luchar una con otra por las sustancias nutritivas.

Si las plantas crecen demasiado grandes o si crecen demasiadas plantas, esto causará daño a su desarrollo. Las plantas tienen necesidad del espacio libre para un buen desarrollo de sus ramas laterales. En caso contrario crecerán en la altura. La falta es que las ramas laterales, más inferiores laterales serán retrasadas y no formarán cogollos de calidad. Para recoger una buena cosecha las ramas inferiores como las ramas superiores deben ser bien desarrolladas.

Cada uno puede cultivar un gran cogollo en la parte superior de la planta, pero los cogollos de las ramas inferiores también deben tener tamaño bastante grande. Si es posible hacerlo, la cosecha será excelente en todas las plantas. Como regla, ocho plantas, que han crecido de las semillas, durante tres semanas del crecimiento preliminar llenan el local para el cultivo con la dimensión de un metro cuadrado con el uso de una lámpara de 600 W. El rendimiento de estas plantas llega a los 500 gramos. Es aproximadamente unos 63 gramos para cada planta que no es la cosecha muy grande. Habitualmente observo las plantas y después de haber alcanzado una altura entre 25 y 50 cm y se convierten en las plantas pequeñas con pequeñas ramas fuertes, los las pongo para la floración.

Se puede poner los clones durante la floración un poco antes, puesto que son más desarrollados que las plantas cultivadas de las semillas. Por la misma razón la altura de las plantas no debe superar unos 25 cm. Los clones tienen mayor cantidad de las ramas, por eso las ramas inferiores no recibirán cantidad de luz suficiente. Las ramas inferiores de la planta demasiado grandes no reciben, como regla, cantidad de luz suficiente, por eso no forman yemas. Por eso si dejar crecer demasiado a sus plantas, mientras ellas no alcancen dimensiones demasiado grandes, así solamente se perderá en vano el tiempo y la energía. El desarrollo de los cogollos depende mucho de la potencia de la lámpara, por eso se desarrollarán bien solamente aquellos cogollos que se encuentran en la parte superior de sus plantas, a la altura cerca de 20 cm. Se encuentran más abajo, serán de menor tamaño. Al mismo tiempo, cuanto más luz reciban las ramas inferiores de las plantas, se desarrollarán mejor sus cogollos.

PARTE 6 / FERTILIZACIÓN

Durante el período de crecimiento las plantas tienen necesidad de una gran cantidad de nitrógeno y potasio. Si sus plantas sienten la falta de estas sustancias durante la fase de crecimiento, se pondrán amarillas. Si cultivar las plantas en una mezcla buena del suelo destinada al cultivo del cannabis, no van a sentir la falta de estas importantes sustancias nutritivas de tres semanas hasta un mes. La ventaja de este modo es que no es necesario añadir los abonos líquidos hasta el comienzo del período del floración.

A pesar de que se paga más dinero una mezcla buena del suelo merece la pena. Además, así se puede librarse de un montón de problemas. Las mezclas baratas del suelo pueden llevar rápidamente a la falta de las sustancias nutritivas puesto que contienen en una cantidad muy pequeña de las sustancias nutritivas necesarias para las plantas. Así, hay que comenzar a añadir los abonos líquidos antes que no representa ningún problema, pero algunos cultivadores fertilizan a menudo las plantas con abonos. Por eso es mejor esperar tanto cuanto sea posible antes de comenzar a fertilizar las plantas con abonos.

Al cultivo de cannabis se puede permitir errores y cuanto más, mejor. Si aprender todos los errores, entonces, entonces es posible no repetirlos en futuro. Ante todo es necesario seguir las instrucciones sobre la botella y utilizar la jeringa milimétrica para la medida exacta de la cantidad de las sustancias nutritivas es necesario añadir al agua. La fertilización de las plantas suficiente, pero no excesiva, influirá bien en su crecimiento.

Cuanto más aumente la dimensión de las plantas, más abonos será necesario utilizar. Si continuar fertilizar las plantas usando la misma concentración de las sustancias nutritivas, sus hojas comenzarán a ponerse amarillas muy rápido. Así, las plantas le muestran que tienen necesidad de mayor cantidad de las sustancias nutritivas. En este caso hay que aumentar la cantidad de agua para el riego o más frecuentemente fertilizar las plantas con las sustancias nutritivas.

PARTE 7 / LAS DOS PRIMERAS SEMANAS DEL CRECIMIENTO

Después de la germinación las plantas representadas más arriba han sido trasplantadas en la mezcla del suelo Royalty Mix de la empresa Plagron. Esta mezcla del suelo contiene las sustancias nutritivas, que bastarán para algunas semanas. Durante estas primeras semanas yo fertilizaba las plantas por el estimulador del crecimiento de las raíces. Con el transcurso del tiempo las plantas han comenzado a crecer más rápidamente. Además, durante este período de crecimiento yo fertilizaba las plantas con el preparado líquido para el crecimiento Alga Groei de la empresa Plagron. Esto, claro, no es necesario, puesto que la mezcla del suelo ya contiene cantidad suficiente de las sustancias nutritivas, pero fertilizando las plantas por las sustancias adicionales nutritivas, manteniendo el nivel de valores nutritivos de la mezcla del suelo.

Si no fertilizamos la planta con abonos adicionales, en algunas semanas el suelo se habría agotado y privado de las sustancias nutritivas. Si fertilizamos regularmente las plantas por la cantidad adicional de los abonos, después no tenemos que darles los abonos fuertes. Ante todo, no hay que sobrealimentar las plantas demasiado por una gran cantidad de las sustancias nutritivas, puesto que esto puede llevar al aumento del riesgo de la fertilización excesiva.

Durante el período de crecimiento de las plantas no es necesario hacer algo, excepto la fertilización con un estimulador de crecimiento de las raíces y la fertilización líquida para el crecimiento. Hay que instalar la lámpara así que se encuentre a la distancia de 30-40 cm. El mejor modo de la comprobación es mantener la mano a la altura de las hojas para mirar si calienta su lámpara demasiado fuerte o no. Dentro de una semana y media hay que colocar una lámpara más cerca a las plantas como se pueda pero que no sienta el aire caliente seco que produce la lámpara. La altura de situación de las lámparas depende en muchos aspectos del local para el cultivo de las plantas y la cantidad de las lámparas.

Si está abastecido una buena circulación del aire en su local para el cultivo, entonces es posible colocar la lámpara mucho más abajo, puesto que el aire caliente seco se aleja rápidamente del local, y así la lámpara no efectúa la influencia negativa en sus plantas. Durante las primeras semanas la humedad del aire debe ser elevada como se pueda, puesto que esto acelerará en parte considerable no sólo el crecimiento de las plantas, sino también la formación de las hojas. Un alto nivel de la humedad del aire en un local cerrado para el cultivo de cannabis puede crear los milagros. Se puede subir la humedad del aire, habiéndolo desconectado el tubo de evacuación o habiéndolo puesto a la velocidad más lenta puesto que así el aire húmedo en seguida no se alejará del local para el cultivo de las plantas. Además, se puede usar el humidificador del aire!

La temperatura debe ser dentro de los limites de 22-28 grados durante el día y durante la noche – 18-22°C. Lo mas importante es que la temperatura no baje más de 16 grados, puesto que esto puede causar daño al crecimiento de las plantas. Hay que recordar de mantener la lámpara encendida durante la noche, si el precio de la energía de noche es bajo, puesto que así es posible ahorrar dinero durante el cultivo de las plantas.

Así, los brotes ya se han convertido en las plantas adultas, y se puede gozar de sus fuertes tallos y sentir el sabor y el olor de su futura cosecha. Ahora sólo es necesario esperar algunos meses con paciencia hasta que se pueda gozar de los cogollos excelentes de sus plantas durante la recogida de cosecha.

A?adir un comentario