Vaporizador, un modo seguro de fumar marihuana sin cancerígenos

Vaporizer, el modo seguro de fumar marihuana sin cancerígenos

Los vaporizers tienen fama de los aparatos de gran efectividad según las organizaciones MAPS y NORML. Este aparato fue creado para la evaporización de cannabinoides pero la temperatura baja puede provocar la formación de los productos nocivos de la combustión y los cancerígenos por eso es necesario seguir con las temperaturas óptimas.

Los vaporizadores tienen fama de aparatos de gran efectividad según las organizaciones MAPS y NORML. Este aparato fue creado para la evaporización de cannabinoides pero la temperatura baja puede provocar la formación de los productos de combustión nocivos y cancerígenos por eso es necesario seguir con las temperaturas óptimas. La empresa alemana Storz & Bickel Gmb H & Co ha fabricado el vaporizador Vulcano que pasó la prueba de eficiencia. Han tomado 3 modelos de 200 mg y han hecho la evaporización con las temperaturas 155-218°С. La temperatura óptima para la evaporización de cannabinoides se oscila entre 180ºC y 190°С, cuando la mayoría de sustancias extrañas forman los cancerígenos con las temperaturas a partir de 230°С. Para comparar los datos, ha sido investigado el humo inflamable.

La investigación tuvo 2 etapas:

  • El análisis de algunos modelos por el espectrógrafo que determina el por ciento de cannabinoides que se han evaporado;
  • El espectrógrafo de gas determinará y valorará la presencia de sustancias tóxicas y cancerígenos en el humo.

Durante el primer análisis realizado el vaporizador ha liberado el 60% de THC del modelo lo que se puede comparar con “porros”.

El segundo análisis detectó que la mayor parte del humo son cannabinoides.

Además han sido detectadas las sustancias extrañas del bong, su número alcanza aproximadamente 111.

Los dados de investigación demuestran y confirman la penetración de cannabinoides en el organismo sin presencia de toxinas y cancerígenos.

En algunos casos las investigaciones de “porros” muestran la destrucción de THC en 25-30% a la combustión durante del proceso de pirólisis. Además de esto 40-50% de THC se va con el humo y en solo cerca de 16-19% de THC llega a los pulmones. Los resultados de investigación del bong sin agua muestran el 78% debido de la ausencia de la pérdida de THC con el humo que se va a un lado. En las condiciones ordinarias el por ciento de penetración de THC en los pulmones es menos por el experimento concreto donde el modelo se calentaba sobre el disco eléctrico en el bong. Con otras palabras, durante la combustión el humo llegaba solamente al bong. Durante el proceso de pirólisis la pérdida era cerca de 22% durante la combustión. El vaporizer tiene el por ciento máximo de la asimilación de THC.

Esta tabla muestra los resultados del análisis de humo recibido después de la vaporización:

Sustancia Masa, mg/g Concentración, %
Caryophillene 0,0010 1,3
2-Methyl-2,4(2H-1–1-benzopyran-5-ol) 0,0020 2,5
THC 0,070 89,1
Cannabinol 0,045 5,7
5-[(Acetyl benz[e]azulene-3,8-dione 0,0011 1,3

 

A?adir un comentario