Bases del almacenamiento de las semillas de cannabis

Bases del almacenamiento de las semillas de cannabis

Las semillas de cannabis antes del almacenamiento deben ser secadas pero no resecadas. Para el almacenamiento largo sirven mejor las semillas de cannabis con la envoltura firme que han madurado bien. Guardar las semillas de cannabis es necesario en el lugar seco y frío sin saltos de la temperatura y de la humedad.

Según bases del almacenamiento de las semillas de cannabis las semillas deben ser secadas pero no resecadas. Para el almacenamiento largo sirven mejor las semillas de cannabis con la envoltura firme que han madurado bien.   Guardar las semillas de cannabis es necesario en el lugar seco y frío sin oscilaciones de temperatura y humedad. Los vasos (sacos, frascos etc.) con las semillas de cannabis deben tener las etiquetas con la fecha, nombre de la variedad etc.

Humedad

En las semillas de marihuana que se encuentran en el estado de la tranquilidad, se continúan los procesos vitales, aunque su velocidad es muy disminuida. La humedad que las semillas absorben del aire junto con la reserva de las sustancias nutritivas que hay dentro del grano, forma «la comida» soluble que entra en la reacción con el oxígeno en el aire, con la exudación posterior de agua y calor. Con la humedad elevada del aire el grano “quemará” sus reservas nutritivas y hormonas demasiado rápidamente exudando el calor excesivo y como resultado disminuirá la capacidad de la germinación de la semilla. Por eso es importante que durante el almacenamiento los procesos descritos de metabolismo sean reducidos al mínimo lo que ayudará a prolongar la vida de la semilla.

El nivel ideal de la humedad para el almacenamiento largo de las semillas de cáñamo oscila en limites de 6–9%, y con humedad más alta pueden empezar a pudrir; y este fenómeno es bastante frecuente. La comprobación es sencilla: si después del secado colocar las semillas en el vaso cerrado de cristal, y en algunas horas en sus paredes interiores aparecerá el condensado, es el indicio de la necesidad del secado adicional. Las pruebas a los distintos niveles de la humedad muestran que las semillas en la envoltura firme, en particular, las semillas de cannabis con la humedad de 8% no se achatan, sino se abren si ponerlos en la superficie de hormigón y golpear con el martillo.

Para el mantenimiento del nivel estable de la humedad en el contenedor del almacenamiento constante puede ser útil el sílice coloidal o los granos bien secados del arroz. Para esto la masa usada del sílice coloidal debe corresponder a la masa de las semillas. Como regla, las semillas de canabis pesan de 0,01 hasta 0,02 g, y nuestros saquitos contienen 0,5 g del sílice coloidal cada uno. Se recomienda guardar las semillas de cannabis en los paquetes de aluminio con cerradura, que, a su vez, poner en los frascos, colocando allá la cantidad necesaria del sílice coloidal para el mantenimiento del bajo nivel de la humedad. Sepa que la sequedad excesiva también puede estropear las semillas, por eso no abuse el uso de los deshumedecedores.

Temperatura

Las semillas secadas escrupulosamente son capaces de soportar las temperaturas bajas, desastrosos para las plantas vivas. Pero además las semillas enfriadas son muy sensibles a las oscilaciones de temperatura; se puede desactivar hasta por el contacto rápido con calor. La humedad excesiva en las semillas de marihuana en caso de la congelación posible puede esencialmente estropearlas.

Las temperaturas bajas disminuyen la actividad de las semillas dentro de la envoltura, por eso tales temperaturas son óptimas para el almacenamiento de las semillas de cannabis. También Usted puede usar el nitrógeno líquido muy frío y las tecnologías de la criogenia para el almacenamiento de las semillas de cannabis durante el tiempo muy largo (decenas y centenares de años).  Pues, hay que guardar las semillas de marihuana en el lugar frío o fresco. Por eso es más preferible colocarlas más cerca al suelo, y no al techo, donde la temperatura puede ser mucho más alta. Sin embargo el mejor lugar para el almacenamiento largo de las semillas de cannabis es el refrigerador o el congelador a la condición del nivel bajo de la humedad en las semillas y la hermética del contenedor. La temperatura ideal para el almacenamiento de las semillas en el refrigerador es aproximadamente 4°C.

El congelador también sirve perfectamente para el almacenamiento largo, aunque además es necesario seguir dos reglas importantes:  No se puede sacar las semillas de cannabis demasiado frecuentemente o durante mucho tiempo para que el salto de la temperatura no las estropee.

Si Usted quiere usar las semillas de cannabis que se guardaban en el congelador, al sacarlas de allá no abra el contenedor mientras las semillas no se calienten hasta la temperatura de interior; en caso contrario en las semillas puede asentar el condensado.

Luz

La luz puede favorecer al proceso de la germinación. Además, las capacidades vitales y la salud de las semillas de cannabis pueden sufrir, si durante el período del almacenamiento someterlas a la influencia de la luz.

Aire

La envoltura protectora o la piel exterior sobre las semillas nunca se cierra ajustadamente y permite la penetración de la humedad y del aire. Tan pronto como el aire penetre en la cáscara exterior de la semilla, la semilla recibe la señal para la germinación. Las semillas viables se guardan durante más tiempo en el embalaje de vacío, de donde quitaron todo el oxígeno.

Las semillas de cáñamo con la mala protección exterior prácticamente nunca caen en el estado de dormición, ya que el aire y la humedad siempre están adentro. Esta humedad y el aire llevan a la caída del nivel de las hormonas. Tales semillas no se guardan mucho tiempo.

Moho y hongos

Las esporas de moho y hongos (por ejemplo, Pythium o Rhyxoctonia) se hacen activas al contenido de la humedad más de 10-15% y con las temperaturas más altas que 15–20°C.

Insectos dañinos para las plantas

Los insectos que han sobrevivido pueden destruir seriamente las semillas durante el almacenamiento. Algunas pulgaradas de la tierra diatomea es el modo seguro, barato y no tóxico de la protección de las semillas de los insectos. Aquí no hay nada difícil, es bastante ligeramente echar todas las semillas antes de sellarlas definitivamente el almacenamiento. Se puede adquirir la tierra diatomea prácticamente en cualquiera tienda para los horticultores.

Roedores

Las semillas de marihuana, si no colocarlas en el vaso de cristal o metálico, pueden convertirse en el festín verdadero para los ratones y otros pequeños roedores. Se preocupe de que las semillas estén en los contenedores metálicos o de cristal con las etiquetas correspondientes.

Germinación de las semillas de cannabis después del almacenamiento

Para más detalles vea la sección Germninación de las semillas de cannabis.   La mayoría de las semillas frescas tienen la alta viabilidad y germinan cerca de 95% de estas semillas. Las semillas de marihuana que se guardaban más de 1-2 años o eran transportadas a menudo requieren más tiempo para la germinación o tienen el nivel bajo de la germinación; se resulta un por ciento mayor de las plantas débiles o con la inmunidad disminuida. Algunas semillas de cáñamo se quedan viables durante cinco años o más en caso del almacenamiento correcto. Si 50% o más de las semillas guardadas no germinan, entonces el plazo medio del almacenamiento ha cumplido.  No hay que tocar los contenedores con las semillas colocados en el refrigerador hasta el momento cuando Usted vaya a usarlas. Permite calentarse hasta la temperatura del interior por lo menos durante 12 horas antes de la humectación.

A?adir un comentario