Curado en las jeringas

La esencia del curado en las jeringas – es meter los cogollos en las jeringas médicas y su almacenamiento posterior, y por supuesto el uso

La esencia del curado en las jeringas – es meter los cogollos en las jeringas médicas y su almacenamiento posterior, y por supuesto el uso 🙂   El pro principal de este modo:

  1. La compacidad del almacenamiento, en una jeringa de 20 ml entra hasta 10 g. En una jeringa de 10 ml – hasta 5 g. Es decir ¡el peso se divide aproximadamente en dos y se convierte en el volumen!
  2. La comodidad del uso. Simplemente cortar la punta y exprimir la cantidad necesaria.
  3. También el aspecto exterior estético bastante específico 🙂

A la fabricación de «los cogollos en las jeringas» hay algunos etapas y momentos a que merece la pena prestar la atención.

  1. La preparación.

Se recomienda no regar la planta durante tres últimos días. Después de esto se puede dejarla en la oscuridad y luego cortar ya. Por supuesto se puede cortar enseguida después de que madure sin algunas manipulaciones.

  1. El corte y la recogida

Cortamos la planta y hacemos la manicura. En cuanto a la manicura es posible elegir de varias opciones. Si no hacer la manicura, el tallo y las hojas van a las jeringas también. En el caso de manicura a las jeringas van solamente los cogollos.

  1. El secado.

Se puede secar la planta como siempre, al clásico, las raíces arriba durante 7-10 días. Cuando se secará, separamos los cogollos de las ramas para que se queden solamente las flores.  Se puede no terminar de secar – entonces el secado dura cuatro días con la temperatura interior. Después cortamos los cogollos de las ramas, ponemos en el paquete, atamos, ponemos en la sección para hortalizas en el refrigerador.  Dentro de un día abrimos el paquete. Si los cogollos se han secado los metemos enseguida en las jeringas. Si los cogollos todavía tienen la humedad los exponemos en un par de horas a la pequeña corriente del aire. Los cogollos echan la humedad excesiva. Es fácil resecarlos si olvidar de los cogollos para medio día o más. Dos o tres horas serán suficientes.

  1. La colocación en las jeringas.

Compramos las jeringas desechables que quiera. Las jeringas más convenientes para no romper el cogollo son las de 20 o 40 ml.   Hay que meter con el dedo los cogollos en la jeringa hasta llenarla por completo, presionar con el émbolo al máximo y repetir así algunas veces. Se puede antes de la colocación en las jeringas remoler los cogollos en el desmenuzador, entonces entrarán un poco más.   También es posible al tomar la jeringa por el émbolo hacia abajo, golpear la mesa con el émbolo, como si fuera «golpear la mesa con el puño». Cuando la jeringa estará completa, clavamos más ajustadamente el émbolo y soldemos la punta. Al encender el mechero fundimos ligeramente la punta de la jeringa y apretamos, previniendo el acceso del aire a la jeringa.

  1. El almacenamiento y el uso.

La parte superior del émbolo se puede cortar o dejar para que sea más conveniente exprimir, simplemente habiendo cortado el borde superior con la punta.  Ponemos para un mes en la sección para hortalizas.  Hay una sensación que la estancia posterior en la congeladora también mejora todas las características.  ¡Así el curado en las jeringas, tanto como todo el cultivo en total, es el fenómeno creador! Cada uno encontrará al modo que le gustará.  Por ejemplo, al fin yo seco la planta sin acceso de la luz, hago la manicura, uso el refrigerador y después solo meto los cogollos.   Se puede simplemente cortar, secar durante 10 días y meter en las jeringas con los tallos y las hojas. Se puede cortar los cogollo crudos y enseguida meterlos en la jeringa 🙂 Es interesante ¿qué resultará?

A?adir un comentario