¿Cómo acelerar el arraigue por medio de la escarificación?

¿Cómo acelerar el arraigue por medio de la escarificación (raspadura)?

Introducción La idea consiste en la raspadura del tronco del rampollo y de esa manera en la obtención de la área más grande donde el rampollo reciba la posibilidad de formar las raíces, aumentando de esa forma las posibilidades de la plantación de esqueje exitosa.

Introducción Cuando surge la pregunta ¿Cómo acelerar el arraigue por medio de la escarificación? la idea consiste en la raspadura del tronco del rampollo y de esa manera en la obtención de la área más grande donde el rampollo reciba la posibilidad de formar las raíces, aumentando de esa forma las posibilidades de la plantación de esqueje exitosa. Usted necesita el filo agudo y la superficie plana para la raspadura de los rampollos.

Procedimiento de la escarificación (raspadura)

Ante todo es necesario cortar los clones bajo el ángulo de 45 grados. Esto tocará las áreas interior y exterior del tallo. Ahora ponga el rampollo en la superficie. Retroceda 1–2 centímetros del lugar del corte y disponga el filo en este punto. Suavemente, con la presión muy ligera, pase con el filo hacia lugar del corte, quitando así la capa delgada exterior del tallo. No tenga prisa – el camino atrás no existe. Cuidadosamente raspe el tallo con el filo hasta que los tejidos de la capa interior no se hacen claramente visibles. ¡Usted acabo de escarificar sus rampollos con éxito!

Clonación

Ahora es posible dirigirse a los métodos normales de la clonación. Ponga a remojo el rampollo en el gel o en el polvo para el arraigue y lo coloque en el algodón mineral, en el suelo, en la pastilla con turba, en el agua o en el aeroclonador. Cuando ponga los tallos en el ambiente preferido para el arraigue asegúrese de que toda la parte raspada está sumergida en este ambiente. Para el arraigue yo usaba el polvo para demonstrar bien donde lo he aplicado.

Arraigue

La última imagen muestra el clon que ha echado las raíces con éxito en caso de la aplicación de este método. Como Usted puede ver, las raíces se cortan no solo de abajo sino por toda la longitud. Esto dará a su planta recientemente arraigada mucho más posibilidades para sobrevivir y aumentará la velocidad del crecimiento.

Este método es muy útil también para las plantas que tienen dificultades de la clonación y para los rampollos leñosos que no echan las raíces con tanta facilidad. También este método sirve para la práctica constante acelerando el proceso del arraigue y aumentando la probabilidad del éxito. Otro truco usado para los rampollos obstinados es la taja de la parte inferior del tallo en cuatro partes para el aumento del área de superficie. Para realmente dar el handicap a los rampollos más obstinados, se puede raspar dos o tres partes del tallo. Pero recuerde que en caso de la raspadura más de una parte surge un fuerte riesgo del fracaso debido a la eliminación de la cantidad excedente del tejido de cualquiera parte. Algunas plantas que se arraigan habitualmente durante 8–10 días en caso de la aplicación de este método sueltan echar las raíces ya en 5–6 días.

Y lo último. Me gusta remojar los rampollos frescos en el vaso del agua fría durante 15-20 minutos antes de la preparación para el arraigue. El clorhidrato de cal en el agua matará a todas las bacterias, y el agua frío, rico de oxígeno se infiltrará por la planta, dándole mucha fuerza reservada para la formación de raíces.

A?adir un comentario