¿Qué son las semillas feminizadas?

¿Qué son las semillas feminizadas?

Las personas que son noveles en el mundo de indica y sativa pueden tener solamente la idea vaga de que existen las semillas de diferentes sexos.

Las personas que son novatos en el mundo de indica y sativa pueden tener solamente la idea vaga de que existen las semillas de diferentes sexos. Las semillas de cannabis que nacen de forma natural, por medio de la polinización de las plantas hembra y macho, van a tener descendientes tanto femeninos como masculinos.

Las semillas de cannabis feminizadas se tratan como uno de los éxitos más importantes de la última generación. La empresa Ganja Seeds había creado las semillas de marihuana que han engendrado el 95% de las plantas femeninas. Estas semillas son conocidas como las semillas feminizadas. Hoy son las más populares y convenientes en el surtido de semillas que se puede comprar en nuestra tienda por los precios óptimos. Las semillas de cannabis feminizadas no contienen cromosomas masculinos, esto significa que cada planta cultivada tiene sexo femenino. Como regla, las semillas feminizadas producen la cosecha abundante de cogollos resinosos.

¿Por qué eligen a las semillas feminizadas?

Para los cultivadores que exigen el crecimiento rápido, fácil y el proceso óptimo de floración estas semillas de cannabis representan la elección ideal. Solamente una planta macho es capaz de fecundar la gran cantidad de las plantas de sexo femenino y la mayoría de los cultivadores desean cultivar la marihuana “sin semilla” con objetivos medicinales.

¿Cómo se puede cultivar las semillas feminizadas?

Cada planta de cannabis posee la capacidad innata de distinguir las esporas del sexo opuesto lo que funciona como el mecanismo de la supervivencia. Esta capacidad que no es única para el cáñamo en el reino vegetal lo que permite a estas plantas reproducirse con éxito en cualesquiera condiciones climáticas por todo el mundo. Se adaptan y sobreviven hasta en las condiciones desfavorables. Este estilo de vida fantástico no sólo es útil para las plantas, sino también para la gente que desea cultivar las semillas de cannabis feminizadas.

Métodos de cultivo

Se puede cultivar las semillas de marihuana feminizadas por todos tres métodos tanto como las semillas regulares: Indoor, Outdoor. Greenhouse. También se puede cultivarlas en sistemas hidropónicos o cajas de cultivo. Las semillas feminizadas dan resultados más estables respecto a la cosecha y al efecto.

Feminización

El proceso exacto de feminización de las semillas de cáñamo era el verdadero misterio durante muchos años. El principio es sencillo: regularmente meten la planta en las situaciones estresantes lo que da la posibilidad de transformarla en un hermafrodita; después este polen se usa para la fecundación de la planta femenina. Así la feminización está completa.

Para los horticultores expertos es suficiente sembrar las semillas y abastecer el acceso máximo de la luz con la cantidad suficiente de las sustancias nutritivas.

Selección

Los resultados salieron excelentes. Cerca de 9 de 15 variedades tuvieron el 95% de las plantas del sexo femenino. El por ciento de las plantas del sexo femenino de otras variedades se oscilaba entre 80% y 90%. Estas plantas eran los hermafroditas produciendo los bótones a finales de su ciclo de vida. Los machos no fueron encontrados.

Aproximadamente 70% de las plantas de las variedades cultivadas de las semillas feminizadas eran mucho más simples que las plantas cultivadas de las semillas regulares de la misma variedad. Cerca de 20% de las variedades eran un poco más homogéneos y en 10% de las variedades no se notaba ninguna diferencia en la uniformidad.

Basándose en literatura y nuestras propias conclusiones se puede decir lo siguiente: la probabilidad de la aparición de planta masculina o femenina de las semillas, a excepción de la disposición del género de cromosomas, depende también de los distintos factores del medio ambiente.

Los factores ecológicos que influyen en el sexo:

  • Alta concentración del nitrógeno dará más hembras;
  • Alta concentración del potasio dará más machos;
  • Alto nivel de la humedad dará más hembras;
  • Temperaturas bajas darán más hembras;
  • Mayor cantidad de la luz azul dará más hembras;
  • Menor cantidad de las horas de luz dará más hembras.

Para producir las semillas de cáñamo feminizadas hemos seleccionado los clones femeninos. En las condiciones estandartizadas estos clones no tienen flores del sexo masculino. Podemos tener estos clones femeninos, produciendo la multitud de flores masculinos y polen. El polen producido así se usa para la producción de nuestras semillas feminizadas.

A?adir un comentario